Pablo Roso

«-»

Premi Miquel Casablancas 2020 (Comunicación gráfica)

Hola,

Soy Pablo Roso y siempre utilizo el muñeco de Ikea para presentarme porque, al acabar la carrera, esta empresa de muebles me ofreció mejores condiciones laborales que los estudios de diseño de Barcelona a los que les gustaban mis proyectos. Al principio hacía diseño empleando ilustración sencillita y limpia. Después, seguí experimentando con la ilustración pero forzando el elemento analógico y dándole a todas las piezas una actitud más trash. Últimamente le he cogido gusto al diseño basado principalmente en la composición tipográfica. Como suizo o algo así. Me hace gracia potenciar, mediante una estética aparentemente aséptica o desprovista de conflicto, el mensaje de los proyectos que diseño. Ahora lo que quiero es diseñar sistemas gráficos más o menos complejos a partir de los diseños que me encuentro en la ciudad, y realizar así toda la obra gráfica de la convocatoria. Y, sinceramente, no me apetece volver a trabajar en otro tipo de empresas.